INTEGRANDO LOS RADIADORES EN EL SUELO DEL BAÑO
17176
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-17176,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

INTEGRANDO LOS RADIADORES EN EL SUELO DEL BAÑO

About This Project

La anécdota no es la invención si no como lo compré. Fui a un gran almacén profesional donde compré 3 radiadores de aluminio de 8 costillas. Además compré 36 tapones finales ya que  iba a despiezarlo y tapar cada punta de las costillas y mi sorpresa fue cuando el responsable de la sección me dijo que para instalar el radiador no necesitaba tantos tapones. Le dije que yo si que los necesitaba para lo que iba hacer. Y me respondió que como experto de calefacción y con 30 años de instalador yo no tenia ni idea. ¿Tuve que hacer un esfuerzo después de ese comentario de cómo explicarle lo que iba a hacer. Después de explicárselo la respuesta fue: Pues nunca me había encontrado con un caso así. Como siempre en todo hay una primera vez.

 

En cuanto a la calefacción como el aire caliente siempre pesa menos que el aire frio y para aprovechar el máximo su poder decidí que cuanto más abajo mejor y debe de ir de abajo a arriba. Me sorprende ver una bomba de calor tirando aire caliente de arriba hacia abajo.

Los radiadores están colocados cerca de los cristales para hacer cortina de calor.

 

Estos radiadores se calientan con el agua caliente del deposito de inercia que se calienta con un serpentín de la placa solar térmica y con una resistencia eléctrica que funciona con las placas fotovoltaicas.

 

El acabado final es con una rejilla perforada y el cajón de los radiadores están impermeabilizados con un desagüe que va a la sala de maquinas por si algún día hay alguna perdida de agua.

Category
Baño, Calefacción