LA PAJA COMO SUPER-AISLANTE
595
post-template-default,single,single-post,postid-595,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

LA PAJA COMO SUPER-AISLANTE

Después de analizar decenas de materiales naturales decidí hacer el tejado plano con aislamiento de 70 cm de grosor con balas de paja. Explicaré el método empleado después de hacer pruebas con moldes de adobe con yeso de perlita mezclado con paja. Al final opté por poner balas de paja compactadas enteras. 60m2 de aislamiento pasivo por 552€. 137 balas de paja para un tejado de 60 m2.

 


Fuente (certificadosenrgeticos.com)

Propiedades de la paja como material constructivo

La paja utilizada en la construcción puede formar parte de muros, suelos y cubiertas, aplicando diferentes diseños y sistemas constructivos. La imagen de una vivienda construida con paja, no tiene porqué ser la de una edificación rural producto de la auto-construcción. Existen ejemplos construidos en Estados Unidos, Canadá o Reino Unido, que pueden sorprender (Condo’s straw-bale construction and House of straw-bales). Se trata de una técnica ecológica y sostenible, que se puede complementar con otras técnicas constructivas y otros materiales: cubiertas ligeras, de teja, vegetales, sistemas de soportes y vigas que cumplan la función estructural, acabados de madera, etc..

Propiedades térmicas y acústicas

La paja es un material que por sus propiedades térmicas es muy adecuado para su uso como aislamiento térmico, por lo que ha sido un material muy utilizado en la bioconstrucción en EEUU y Cánada. No obstante no hay que ir tan lejos, ya que en España podemos encontrar ejemplos más cercanos. Además también actúa como aislamiento acústico, y puede ser utilizado por ejemplo en la construcción de estudios de grabación.

Estanqueidad y protección frente a la humedad

Los muros de paja se revisten con revoco de tierra o de tierra arcillosa, debido a sus propiedades naturales: es transpirable y regulador de humedad, ya que permite que el muro transpire absorbiendo y eliminando la humedad que pueda contener. De esta manera se obtienen espacios con ambientes agradables.

La cal se puede añadir a la arcilla aportando dureza y evitando que el agua de lluvia lave el revoco. También respecta la capacidad de transpirabilidad del revoco de arcilla, y aleja a los roedores.

Resistencia al fuego

Los muros construidos con paja, se revocan con mortero, aumentando la el número de minutos de resistencia al fuego. Por otro lado, se utiliza fardos de paja prensada para la construcción de estos muros, en los que la escasez de oxígeno dificulta que éste se queme. Existen referentes de pruebas y ensayos de la resistencia al fuego de los muros construidos con paja. En la web de Red de Construcción con Paja, por ejemplo, informan que los muros de paja pueden pasar por los mismos ensayos llevados a cabo en Estados Unidos o Canadá.

Resistencia estructural

Los muros de paja con capacidad portante responden al estilo ‘Nebraska’ y tiene que ver con el origen americano de las casas de paja. Se puede definir como el método tradicional de construcción de este tipo de edificaciones, y consiste en un sistema estructural, en el que el propio muro de balas de paja absorbe y reparte las cargas, además de su propio peso. No requiere de otros elementos para soportar el peso de la cubierta.

Muros de carga explicados más abajo

Rápidamente renovable

La paja es un material rápidamente renovable, puesto que su tiempo de crecimiento y maduración es corto.  Es una agro-fibra sobrante de la recolección del trigo, utilizada como material para la construcción, al igual que lo son el cáñamo o el lino. LEED define a los materiales rápidamente renovables, como aquellos materiales obtenidos de plantas cuyo período de crecimiento o cosecha es como máximo de 10 años, por lo que requieren menos tierra para su producción, y menos tiempo de mantenimiento.

Material bio-degradable

La paja es un material biológico producto -residuo- de plantaciones agrícolas, que si se moja, se descompone, por lo que los muros de paja, pueden deteriorarse e incluso pudrirse si no se realiza el mantenimiento necesario, o no se aplica el diseño y método adecuado de construcción, que resuelva las limitaciones de la paja como material constructivo. Cuando una parte se deteriore por el motivo que sea, se puede sustituir sin que afecte al resto del material colocado.

Material saludable y sostenible

La paja es un material natural que se obtiene al separar el trigo, por lo que en este sentido, es un residuo de la agricultura. Conlleva por lo tanto poco gasto energético para su obtención y manipulación, por lo que es un material sostenible. Además los materiales que se utilizan como revoco: tierra, arcilla, agua, etc provienen de la naturaleza, y excepto la cal que es un material más procesado, apenas requieren consumo de energía para su producción.

Por otro lado, existen casas de paja que han alcanzado el siglo de edad, por lo que se puede confirmar, que son duraderas.

Sistema constructivo

La auto-construcción puede ser un fenómeno interesante, si se tienen los conocimientos y la experiencia adecuada, o bien se cuenta con el asesoramiento de un profesional. El diseño y el método de construcción empleado, es fundamental para resolver las limitaciones de este sistema de construcción tradicional, ya que hay que tener en cuenta factores como el clima de la zona, el riego de retención de humedad, de enmohecimiento, el ataque de roedores, la adecuada elección y aplicación del material de revestimiento y acabado, etc…

CONSTRUCCIÓN CON PAJA

Si bien es cierto que la paja es uno de los materiales de construcción más antiguos, las construcciones con fardos de paja son relativamente recientes, siendo de 1921 la primera casa de balas de paja datada en Europa.

Este material tan cercano y polifacético, junto con sus prestaciones térmicas, la facilidad de los métodos constructivos y sus evidentes ventajas en términos ecológicos y económicos, han despertado el interés de numerosas familias a nivel mundial.

 


Fuente (meta2020arquitectos.com)

CARACTERÍSTICAS DEL MATERIAL

La paja utilizada en la construcción puede formar parte de muros, suelos y cubiertas, mediante la aplicación de diferentes diseños y sistemas constructivos. Su durabilidad puede evaluarse en varios ejemplos, en particular en los Estados Unidos, donde la edificación más antigua tiene cerca de 100 años.

Es un excelente aislante térmico y acústico, transpirable, saludable, regulador de la humedad, muy versátil, fácil de trabajar y que liga muy bien con la arcilla y la cal.
Sus características técnicas comprobadas abalan el cumplimiento del CTE, e incluso alcanzan los estándares exigidos por el Passivhaus Institut.

Además es un material tremendamente económico, por tratarse de un residuo de actividades agrícolas, disponible en gran parte del mundo. Para la producción de fardos de paja y el transporte de los mismos a la obra, se necesita mucha menos energía que para la producción de otros materiales aislantes (hasta 77 veces menos que para la producción de lana mineral, por ejemplo).

La planta, durante su tiempo de vida, absorbe CO2 del medio al realizar la fotosíntesis, y además, al finalizar la vida útil de la vivienda, sus materiales pueden devolverse a la biósfera.

DUDAS FALSAS

  • COMBUSTIBILIDAD. Si bien la paja suelta arde fácilmente, en los fardos,al estar la paja compactada, no hay aire y por tanto, su combustibilidad es mínima. A esto se une el obligatorio revoco de cal o tierra, que lo protege aún más.
    Estudios realizados por técnicos y profesionales lo demuestran.
  • RATONES. Para los ratones, la paja no es ningún alimento. Además, los fardos, compactados ofrecen una elevada resistencia a la formación de ratoneras. No obstante hay que cuidar el relleno de las juntas (con más paja) durante la ejecución, así como el encuentro entre los fardos y el sobre cimiento.
  • MOHO. Sobre la paja seca no pueden crecer hongos. Para una adecuada ejecución, los fardos no deben contener más de un 15% de humedad. Esto se puede evitar colocando una barrera de vapor al interior, y un mortero de revestimiento que permita respirar al muro.
    Es recomendable que el revoque aplicado no sea demasiado grueso y húmedo, para evitar que la paja absorba la humedad del mismo.
  • AGUA. Es importante impermeabilizar bien la base, la coronación del muro y los huecos de las ventanas, para evitar que se moje la parte central del fardo. La humedad por capilaridad se evita con un simple sobrecimiento y el hostigo de la lluvia con unos aleros adecuados.
  • REPARACIONES. Es fundamental realizar un buen diseño y tomar las precauciones necesarias para evitar que los muros se deterioren, no obstante, es fácil reparar un muro de paja. Si una parte de la construcción se deteriora, se puede sustituir sin que afecte al resto del material colocado.

 

Avatar
Pisoft
pisoft@pisoft.org