Loader

CELULOSA: TRITURANDO LAS FACTURAS PARA EL AISLANTE DE PAREDES

CIRCULARIDAD: Mantener los recursos en uso el máximo tiempo posible, extraer el máximo valor de ellos en su ciclo de vida, y luego recuperar y regenerar los materiales en el fin de su vida útil

Durante 15 años estuve generando facturas de la empresa en la época que no se hacían digitalmente. Pasada la vida de la empresa debes guardarlas 5 o 6 años más para posibles inspecciones de hacienda. Pasada esta etapa la protección de datos obliga a la destrucción documental o su custodia

Y aquí fue donde me pregunté ¿y ahora que? Y se me ocurrió la circularidad. Debía pagar a una empresa que destruye documentos, pagas y ya esta. Yo he gastado más de 30 mil  folios con su consecuente destrucción del planeta, una empresa contaminará con su transporte para recoger y llevar los documentos y gastará energía para su destrucción.

 

Quiero dejar claro que todo esto pasa por obligación de las leyes creadas. 

 

¿Y me pasáis el marrón a mí? Vaya pandilla de destructores del planeta.

Pues vamos allá. Me indigno y me revelo.

Me propongo cada día triturar 1000 folios y así llené 30 sacas de 100 l. De las facturas trituradas, aislante de celulosa para la cámara de aire de la pared.

El proceso que se ha aplicado es:

Triturar el papel, después se moja totalmente hasta que no admita más agua, se trata con sal bórica y cola blanca licuada, y con esta pasta/papel mojado se entachona en el hueco de la pared. Una vez se seca queda durísimo.

La celulosa es un aislamiento idóneo para el frío y el calor, debido a su baja conductividad térmica de 0,039 w/m k y su alto desfase térmico (hasta 12 horas en espesores de 200 y 250 mm). Yo dejo un espesor de 15 cm

 

 

 

Avatar
Pisoft Project
pisoft@pisoft.org